Friday, March 4, 2016

La Recaudación Tributaria Cae y el Endeudamiento con el Banco Central Sube

Views:
En este post analizo dos temas estrechamente relacionados. Primero, muestro que la recaudación tributaria en los dos primeros meses del 2016 se ha reducido en 17% con respecto al mismo periodo del 2015. Luego argumento que el gobierno estaría cubriendo este faltante con endeudamiento cuyo prestamista es el Banco Central, el que le ha proporcionado fondos al gobierno por más de $2,000 millones a febrero de este año.

Las recaudaciones tributarias son consideradas como "ingresos permanentes", de acuerdo al Art. 78 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas. El artículo menciona que los ingresos permanentes no pueden provenir del endeudamiento público, el cual se considera como un "ingreso no permanente". El Art. 79 de la misma ley describe los "egresos permanentes", que son los que se requieren para la operación del estado, sueldos y compra de bienes incluídos. De forma relacionada, el Art. 286 de la Constitución de la República del Ecuador dispone que los egresos permanentes se financiarán con ingresos permanentes. Pero, de forma excepcional, los egresos permanentes para salud, educación y justicia podrán ser financiados con ingresos no permanentes. Esto indica que se puede recurrir a endeudamiento para pagar los sueldos de doctores, enfermeras, profesores, y trabajadores judiciales.

Veamos lo que ha ocurrido con las recaudaciones tributarias desde el 2009. Para poder tomar en cuenta el año 2016, he considerado las recaudaciones tributarias durante los dos primeros meses de cada año. La información proviene de la Ejecución Presupuestaria del Sector Público No Financiero publicada por el Ministerio de Finanzas (dar click en "POR GRUPO"). El gráfico a continuación muestra en barras azules la recaudación, y la línea naranja indica la variación porcentual de un año al otro.


Como se puede apreciar, las recaudaciones tributarias subieron significativamente entre 2010 y 2015, (aquí no está incluido el efecto de la remisión tributaria que empezó a ejecutarse recién desde mayo del año pasado). La tasa de crecimiento de las recaudaciones tributarias estuvo por encima del 30% anual durante 2011 y 2012 (hay cada vez más evidencia que los mejores años de la Revolución Ciudadana habrían sido el 2012 y el 2013).

En los dos primeros meses del 2016 las recaudaciones tributarias se han reducido en 17% con respecto al año anterior. Esto significa que alrededor de un quinto de los ingresos permanentes se ha perdido. De acuerdo a la Constitución, esto implicaría que alrededor de un quinto de los gastos en sueldos y bienes y servicios para la operación del estado estarían sin recursos.

Como el gobierno no ha recurrido a despidos de personal, se infiere casi obligatoriamente que los recursos deben haber salido de otra fuente distinta a impuestos. Mi hipótesis es que han provenido de endeudamiento con el Banco Central. Como evidencia muestro la evolución de la cartera de crédito del Banco Central por préstamos otorgados al Gobierno Central. Esta información proviene del Boletín Monetario Semanal del Banco Central y está cortada al 26 de febrero de 2016.


Hasta diciembre del 2008, el Gobierno Central adeudaba alrededor de $1,100 millones por concepto de los bonos AGD que en ese mes fueron transferidos al Ministerio de Finanzas con valor cero. Es decir, se desconocieron de un plumazo con el argumento que era pasar dinero de un bolsillo al otro y que era deuda ilegítima que sirvió para financiar a banqueros corruptos (ver aquí también). Desde entonces, la cartera de crédito del Gobierno Central en el Banco Central fue práctiamente cero. Hasta el año 2014.

A partir del año 2014, con la promulgación del Código Orgánico Monetario y Financiero y la existencia de la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera, presidida por Patricio Rivera, Ministro Coordinador de Política Económica, el Banco Central empezó a entregar créditos al Gobierno Central en octubre de ese año.

En abril de 2015, el Banco Central informó que había destinado una cartera aproximada de $1,000 millones desde octubre del año anterior para adquirir bonos e "inyectar liquidez al Gobierno Central y a la banca pública, en un escenario de caída de los precios del petróleo", y que el Banco Central no realizaría más de esas operaciones durante el 2015. Pero no fue así.

En octubre de 2015, cuando la cartera de crédito se había reducido hasta $500 millones, la Junta de Regulación Monetaria y Financiera dispuso que el Banco Central inyecte liquidez al Gobierno Central hasta $800 millones, lo que se ejecutó inmediatamente.

En noviembre de 2015, la Junta dispuso incrementar el cupo de créditos del Banco Central al Gobierno Central hasta $1,000 millones, lo que se ejecutó también inmediatamente.

A partir de allí no se encuentran más resoluciones de la Junta que le permitan cambiar estos montos. Sin embargo, lo cierto es que la cartera de crédito del Banco Central al Gobierno Central subió a alrededor de $1,900 millones en enero de 2016 y se encuentra en alrededor de $2,100 millones en febrero.

Y recién estamos entrando en el tercer mes del año. El panorama no pinta bien. Creo que el gobierno necesita una reingeniería de personal urgente. No se puede seguir manteniendo la nómina actual.

8 comments :

  1. Me pregunto si es BCE seguir'a publicando estad'isticas sobre Cr'edito al Gobierno Central. Mi pron'ostico es que misteriosamente se eliminar'an de las publicaciones.

    ReplyDelete
  2. Esta claro, el BCE "prestó" dinero al gobierno central, pero las preguntas son?
    1. El dinero es de la banca, de los depositantes?
    2. Es legal esta operación?

    Saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estas dos preguntas no tienen respuestas claras. Esta incertidumbre está afectando las condiciones económicas. Es necesario aclarar estas cosas.

      Delete
  3. Preocupa el nivel de endeudamiento y el respaldo que está detrás de los préstamos del Banco Central no está claro.

    ReplyDelete
  4. Guillermo Avellán S.March 8, 2016 at 10:26 PM

    Muy valioso el post. Simplemente agrego que, de acuerdo a cifras del SRI a enero de este año, el Impuesto a la Renta y el IVA disminuyeron en 22% y 15%, respectivamente, en relación a enero de 2015. Estas cifras demuestran la dificultad del sector privado para crear empleo, y también la fuerte caída en el consumo.

    ReplyDelete
  5. Datos concretos los que permiten tener una visión clara del panorama fiscal. La reingeniería no solo debe ser hacia los empleados públicos sino también para mejorar la presión tributaria a los grandes grupos económicos que subieron sus ventas en términos nominales en 7% pero su carga fiscal bajó del 2,41 % al 2,20 %

    ReplyDelete
  6. Todos los articulos muy buenos y claros.

    ReplyDelete